Nada más entrar en el Mini One se advierte que es el modelo básico de la marca, un aperitivo de lo que serán los Mini de la familia Cooper. Pero ello no implica que vayamos a perder el tiempo con él, sino que es realmente una buena muestra del carácter y estilo de conducción Mini; tanto es así que a uno le costará mucho esfuerzo retenerse de ir zigzagueando entre coches en plena ciudad, dejando atrás pisa-huevos y dormilones de semáforo.

Su manejabilidad es tan extrema que da la sensación de estar conduciendo un kart, y que por más cerrada que cojas una curva jamás se va a despegar del asfalto. La potencia de este Mini One, en cambio, deja mucho que desear, pues en subidas un poco pronunciadas nos obligará a rebajar hasta la primera marcha, y en adelantamientos nos restará mucha seguridad, por lo cual no recomendamos usarlo con alegría en dichas ocasiones.

El interior del Mini One es retro, pero extraño: la llave es demasiado voluminosa y extraña, las pestañas para elevar las lunas eléctricas son horribles, los botones para manipular los retrovisores no me gustan nada, y no hay espacio para dejar tu móvil o un simple ticket del párking, así que en general resulta incómodo tanto en la estructura interior como en los materiales usados para la tapicería: sintéticos, rugosos y desagradables. Para terminar, la luna central es angosta, del todo insuficiente, en una época donde afortunadamente los autos tienen cada vez más amplitud de ventanas y dejan cada vez más espacio para la visión y la claridad. Otro detalle que no nos ha gustado es el sistema de encendido y apagado automático, que molesta enormemente ya que el motor se apaga cada vez que paramos en un semáforo y se arranca cuando pisamos el embrague: absolutamente molesto, innecesario y al contrario de lo que se pretende provoca un mayor consumo de carburante.

En definitiva el Mini One es un coche imperfecto pero divertido, tal vez diseñado para mujeres y ancianos o personas que simplemente no quieren complicarse la vida y cualquier coche resultón les satisface.

Especificaciones:

  • Transmisión: manual.
  • Velocidades: 6 marchas.
  • Carburante: gasolina.
  • Potencia: 95 caballos.
  • Asientos: 4.

Marco Pagano.