Piedra de alumbre, el mejor desodorante del mundo

El mal olor en las axilas resulta común en casi todas las personas, y ello sucede porque es una zona corporal donde la sudoración es abundante, más que en cualquier otra parte, y también porque la presencia de largos vellos sirve de hábitat perfecto para colonias de bacterias, naturales a la piel, que se nutren del sudor rico en minerales, pero que debido a su actividad y descomposición generan pequeños gases y una minúscula putrefacción que es origen del típico mal olor axilar.

Como este fenómeno parece ser inevitable, desde la más remota antigüedad se han buscado remedios a este mal olor, ya sea con ungüentos, hierbas aromáticas o sales, y pueblos como el egipcio y otros se depilaban el vello axilar para reducir notablemente la molesta presencia de este olor.

De todos los remedios, sin embargo, hoy vamos a presentar el más sencillo, efectivo, barato y natural de todos: la piedra de alumbre. En realidad es tan simple, tan barato y natural que resulta difícil de creer que sea tan efectivo. Yo mismo dudé que pudiera servir para algo cuando es sólo un trozo de piedra, que cuesta 12 euros y que sólo hay que mojar y pasar por la axila para que funcione. Tras unos años de saber de su existencia pero desconfiar de su eficacia, compré una piedra de alumbre harto ya de los tóxicos desodorantes de aerosol, y la sorpresa desde el primer día fue mayúscula.

1246438181_alumbre

Parece imposible pero funciona, y funciona realmente muy bien. Sólo hay que pasar la piedra mojada sobre la axila recién limpia y nos aseguramos 1 ó 2 días sin rastro del mal olor, y si además nos depilamos o rasuramos los vellos de la axila no tendremos que repasarnos la piedra durante casi 1 semana. A esto hay que añadir que no mancha en absoluto, y lo más increíble, parece no gastarse nunca: me costó 12 euros y hace más de 5 años que la uso sin interrupción y apenas se ha gastado. La mejor inversión de mi vida, no quiero ni pensar en el dinero que me he ahorrado en desodorantes.

El único cuidado que debemos tener cuando usamos la piedra de alumbre es no abusar de ella frotándola cada día por nuestras axilas. No es necesario y puede llegar a irritarnos la piel. Por último, la piedra de alumbre, además de ser el mejor desodorante del mundo, sirve para acelerar la cicatrización y desinfección de heridas, y tal vez sea también el mejor after-shave o loción para después del afeitado que exista: nos sellará rápidamente cualquier heridita y desinfectará la zona rasurada con total naturalidad y sin toxicidad alguna. Lo natural, como siempre, vence cualquier moda.

Marco Pagano.

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Loading Disqus Comments ...