Sebastien Chabal tributo, el Animal del rugby

Apodado ‘El Animal’, con 1 metro y 92 centímetros y 114 kilos de peso, ha sido un deportista descomunal con un físico imponente, hecho a sí mismo, que atemorizaba a sus rivales con su sola presencia.

Sebastien Chabal nació en 1977 en la ciudad de Valence, en la Galia, y aunque siempre fue un jugador de rugby destacado, sería a partir de 2007, con su espectacular cambio de look y su actuación con la selección gala frente a Nueva Zelanda, cuando su fama empezaría a recorrer todo el globo con un eco tal vez imperecedero.

chabal-charge-face-a-l-irlande_full_diapos_large

Chabal dejó crecer su melena y se dejó barba, lo cual unido a su voz grave y su rostro de tipo duro le confirió un aspecto feroz. Además intensificó sus entrenamientos con las pesas, consiguiendo así 10 cm más de espalda y un físico absolutamente prodigioso.

El estallido de su aureola tuvo lugar durante el partido de la selección francesa contra los ‘all black’ de Nueva Zelanda, en el año 2007, cuando protagonizó el denominado ‘placaje del siglo’ a Chris Masoe: éste recibió un balón en campo propio cuando su selección pretendía organizar una ofensiva de derecha a izquierda, entonces Chabal se abalanzó con fuerza colisionando contra el jugador neozelandés, al que dejó semi-inconsciente y le partió la mandíbula en 4 partes: ello obligaría a Masoe a tomar sopas durante varias semanas.

6595960-9949325

Sebastien Chabal se retiró del rugby profesional en el año 2014 militando en el Lyon Olympique. Su físico mitad regalo de la naturaleza mitad auto-construído, atemorizó a los equipos contrarios por casi una década. Compañías multinacionales pagaban auténticas fortunas para que Chabal fuera la imagen de su producto. Su fuerza física era reflejo de una fuerza anímica indomable: fue amonestado y expulsado en reiteradas ocasiones por criticar públicamente a árbitros y entrenadores, éstos que osaron someter al Animal galo, un jugador excepcional y poderoso en un deporte sólo apto para los más duros: el rugby, donde el deportista o se construye a sí mismo o es destruído.

Marco Pagano.

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Loading Disqus Comments ...