La creación no ha terminado...

Deportes y Guerra, Historia y Cultura, Paganismo y Tradiciones

EL MAYOR GENOCIDIO DE LA HISTORIA 5: GENTILES AMERICANOS

Cristóbal Colón (ex vendedor de esclavos y ‘santo’ cruzado) como una paloma se lanza a la cristianización y colonización de América.

Pocas horas después de desembarcar en la primera isla habitada del Caribe, Colón aprehende y somete a seis nativos, de los cuales dice: “serán buenos sirvientes y fácilmente serán hechos cristianos, porque a mi parecer no pertenecen a ninguna religión”. [SH200]

Mientras Colón describe a los indios como ‘idolatras y esclavos’, su amigo Michele de Cuneo, noble Italiano, se refería a los nativos como ‘bestias’ porque “comen cuando tienen hambre” y hacen el amor “abiertamente cuando se les da la gana”. [SH204-205]

En todas las islas en las cuales Colón desembarcó, clavó una cruz; haciendo todas las declaraciones ‘requeridas’ para tomar posesión para los reyes católicos. Y “nadie ponía objeción”. Si los indios rehusaban o dilataban su aceptación, el requerimiento continuaba: “yo os certifico que, Dios mediante, entraremos a la fuerza a vuestro país y os haremos la guerra […] y os sujetaremos al yugo y obediencia de la Iglesia […] y os haremos todo el daño que podamos, como a vasallos que no obedecen y rehúsan a recibir a su Señor y lo resisten y contradicen”. [SH66]

En la Española (Haití y Rep. Dominicana) los Arawks fallecidos llegaron a 50.000, y unos pocos años después de la llegada de Colón, los pacíficos habitantes de esta isla paradisíaca fueron casi por completo exterminados. [SH204] Los pocos sobrevivientes fueron víctimas de violaciones, asesinatos o cayeron en la esclavitud española y cristiana.

Los culpables escriben: “murieron tantos indios que no podían ser contados, por todas partes habían indios muertos. El olor era horrible y pestilente”. [SH69]

El jefe aldeano Hatuey escapó con su gente pero fue capturado y quemado vivo. Mientras “lo ataban a la estaca, un fraile Franciscano lo exhorto a tomar a Jesús en su corazón, por si su alma podía ir al cielo, y no al infierno. Hatuey contesto: ‘si el cielo es donde van los cristianos prefiero ir al infierno’. [SH70]

El rey Taíno Hatuey quemado en vivo por rechazar la modernidad roma-cristo. Está considerado el primer rebelde autóctono de las Américas.
La imposición de la cruz en el momento del tormento y muerte era sistemática. La idea de los fascistas cristianos es que había que convertir el alma antes que pereciese. La víctima por el contrario encontraba aumentado el nivel de sufrimiento, al ver el crucifijo impuesto con obsesión entre sermones delirantes.

Lo que le ocurrió al pueblo de Hatuey es descrito por un testigo ocular: “los españoles encontraban placer en inventar todo tipo de crueldades extrañas […]: construyeron una horca larga, lo suficientemente larga como para que los dedos de los pies pudieran tocar el piso como para que no se ahorcaran completamente y colgaban trece nativos a la vez en honor a Cristo Nuestro Salvador y los doce Apóstoles; y después envolvían los cuerpos destrozados en paja, para luego ser quemados”. O en otra ocasión, “los españoles le cortaban el brazo a uno, los muslos a otro, y a otros la cabeza de un tajo, como carniceros cortando la carne y despachando para el mercado. A seiscientos, incluyendo el cacique, les dieron muerte de esta forma como si fueran bestias brutas […] Vasco (de Balboa) ordenó que cuarenta de ellos fueran destrozados por perros”. [SH83]

La impunidad absoluta de la que disponían los cristianos desató auténticas carnicerías humanas. La doctrina cristiana ofreció la posibilidad de exaltar el lado fascista sin límite: en nombre de Cristo cualquier cosa les estaba permitida.

La “población de la isla, la cual llegaba a los ocho millones, cuando llegó Colón en el 1492, declinó a un tercio o la mitad antes de que el año 1496 hubiese terminado”. Eventualmente todos los nativos de la isla fueron exterminados, entonces los españoles se vieron ‘forzados’ a importar esclavos de otras islas del Caribe, quienes en poco tiempo corrieron la misma suerte. De esta forma los “millones de habitantes nativos del Caribe fueron efectivamente liquidados en poco menos de 25 años”. [SH72-73]

“En menos de lo que vive un ser humano, una cultura entera de millones de personas, los cuales habían habitado sus tierras por miles de años, fueron exterminados”. [SH75]

“Y después los españoles pusieron su atención en el continente, o sea México y Centro América. La matanza recién había comenzado. La exquisita ciudad de Tenochtitlán [hoy Ciudad de México] sería la próxima” en recibir la gracia del Imperio y de Cristo: nada podía escapar a la Modernidad [SH75]

Al genocidio físico debemos añadir el cultural, que arrebató a los autóctonos americanos la posibilidad de reencontrarse con sus ancestros

Cortés, Pizarro, de Soto y cientos de otros conquistadores españoles de la misma forma saquearon las civilizaciones de Sur y Meso América en el nombre de Cristo (de Soto también saqueo la Florida).

El 16 de noviembre de 1532 el Inca Atahualpa es secuestrado por los cristianos. El padre Dominico Vicente de Valverde ordena la captura del jefe Inca, después de negarse a aceptar la Biblia, y ejecuta la orden del Papa de Roma de expropiar todas sus tierras para los reyes católicos. Estado y cristianismo se ayudaban para completar el exterminio material y moral de los autóctonos americanos.

El mismo año los españoles le prometen la libertad a cambio de un cuarto lleno de oro. El rescate más caro de la historia. Los españoles faltan a su palabra y no lo liberan a pesar de llevarse el inmenso pago.

Los pueblerinos Incas dieron todo el oro que tenían para el rescate de su rey. Los cristianos se quedaron con el oro sin a cambio liberar a Atahualpa

El 26 de Julio de 1533 Atahualpa es forzado a convertirse al cristianismo después de ser condenado a la hoguera por ‘idolatría y otros crímenes’. Su conversión le permite la posibilidad de ser ahorcado en vez de quemado. “Cuando el siglo XVI terminó, 200.000 españoles emigraron a las Américas. Ya para ese entonces mas de 60.000.000 nativos habían sido exterminados”. [SH95]

Atahualpa fue ahorcado y no quemado vivo por convertirse antes de morir

Por supuesto lo mismo se aplica a los fundadores de los que hoy conocemos como los Estados Unidos de América.

Aunque ninguno de los colonos hubieran sobrevivido el invierno sin la ayuda de los nativos, apenas se sintieron fuertes salieron a expulsar y exterminar a los pueblerinos americanos. Como en Europa antes del cristianismo y los impuestos, las guerras que solían haber entre tribus nativas de Norte América eran ritualísticas, casi inofensivas, en comparación con los estándares Europeos cristianos. Su propósito era vengar insultos y resarcir despechos, y no la conquista territorios y mucho menos el exterminio de los pueblos vecinos. Los padres peregrinos los explicaban así: “sus guerras son mucho menos sangrientas…”, por lo tanto no resultaba en “gran muerte entre ninguna de las partes”; de aquí que “ellos podían pelear por siete años y no llegaban a morir siete hombres”. Más aun, los indios generalmente se abstenían de hacerle daño a las mujeres y a los niños. [SH111]

Como ocurría en Europa antes de los impuestos y el cristianismo, las batallas eran ritualísticas, en donde se resolvían los conflictos con una mínima violencia y sin genocidios

En la primavera de 1612 algunos colonos ingleses se encontraban tan cómodos entre los indios (generalmente amigables y generosos) que decidieron irse de Jamestown “porque estaban sin hacer nada […] se escaparon con los indios”, para vivir entre ellos (esto probablemente les solucionaba el problema sexual). El gobernador Thomas Dale los hizo cazar y ejecutar: “él ordenó algunos a la horca, otros a la hoguera, algunos a ser quebrados en la rueda y a otros a ser empalados o a ser fusilados'”. [SH105] Por supuesto estas medidas elegantes eran para sus compatriotas ingleses: “este es el trato para aquellos que desearon actuar como indios”. Para aquellos que no tenían otra opción que actuar como indios, porque eran nativos de Virginia, los métodos eran diferentes: “cuando un indio era acusado por un Inglés de robar una taza y no la devolvía, la respuesta inglesa era atacar a los nativos con dureza, o sea quemando toda la aldea. [SH105]

Para los fascistas cristianos fue muy fácil exterminar a los autóctonos americanos, que no conocían las guerras de exterminio y no estaban preparados para ello.

Dos tercios de la población nativa murió por el contacto con la viruela, antes de que las hostilidades comenzaran. Esta es una gran señal de “la hermosa bondad y providencia de Dios”, dijo el gobernador de Massachussetts, a los cristianos. El gobernador también escribió en el año 1634: “a lo que se refiere a los nativos, casi todos han muerto de viruela, de esta forma el Señor nos ha dado el título de lo que poseemos”. [SH109,238]

Cuando un Colono fue encontrado muerto, aparentemente asesinado por un indio Narragansett, los colonos puritanos clamaron venganza. A pesar de las promesas de resarcimiento del jefe indio, los puritanos igualmente fueron al ataque. En el camino por alguna razón los puritanos se olvidaron de lo que querían, porque cuando fueron saludados por indios Pequots (enemigos de los indios Narragansetts) las tropas puritanas atacaron a los Pequots y les quemaron sus villorrios.

En este genocidio conocido como la ‘Guerra Pequot’ los asesinos fueron los cristianos puritanos de Nueva Inglaterra, ellos mismos siendo refugiados de las persecuciones en su propio país, Inglaterra.

1637: se instituye el ‘Día de Acción de Gracias’ porque el gobernador de la colonia de Massachusetts, John Winthrop, declaró un día de agradecimiento para celebrar a los soldados coloniales que acababan de masacrar a 700 hombres, mujeres y niños de Pequot, en lo que ahora es Místico (Connecticut). En palabras de John Winthrop, primer gobernador de la Colonia de la Bahía de Massachussetts: “justifico la obra en la Nueva Inglaterra […] para llevar el Evangelio a estas partes del mundo […] y construir una fortaleza contra el reino del Anticristo”. [SH235]

Los inocentes indígenas americanos incluso trataron de convivir con los fascistas cristianos. No eran capaces de comprender que eran vistos como retrasados y siervos (sin la gracia de Cristo), y que esta doctrina genocida estaba a punto de hacerlos desaparecer de sus amadas tierras, no importaba lo amables que fueran con los colonos.

El comandante puritano John Mason después de una masacre relata: “y así el terror del altísimo cayó sobre sus espíritus, de forma que ellos escapaban de nosotros solamente para caer en las llamas quemándose vivos, así muchos de ellos perecieron […] Dios estaba sobre ellos, y se reía de ellos porque eran los enemigos de su pueblo, y así el altísimo los cocinó en un horno ardiente […] así el Señor juzga a los infieles, llenando los lugares de cuerpos muertos de hombres mujeres y niños”. [SH113-114] Así “el Señor estaba satisfecho de destruir a nuestros enemigos en todas partes, y nos da sus tierras como herencia. [SH111].

Mason asumía el conocimiento de Deuteronomio por parte de sus lectores, por eso no incluye las próximas palabras de Deuteronomio que dicen: “no salvaréis nada vivo que respire. Los destruirás completamente” (Deut. 20,16-18).

El compañero de Mason, Underhill recuerda: “grandiosa y dolorosa fue la vista sangrienta para los soldados jóvenes”, pero le asegura a sus lectores que “a veces las Escrituras declaran que las mujeres y los niños deben morir con sus padres. [SH114]

Al revisar las crónicas de los propios actores y los testigos de los hechos, sólo podemos afirmar que la presencia cristiana en las Américas fue en realidad un genocidio sistemático, como ya habían hecho igualmente los cristianos en Europa con anterioridad.

Otros indios fueron asesinados efectivamente en complots mediante envenenamientos. Los colonos también entrenaron perros para matar indios y para devorar niños de los brazos de sus madres, en las palabras de un colono se lee: “los perros sabuesos los persiguen y los mastines se los comen” (esto fue inspirado en el sistema español de la época, y así se hizo durante el exterminio de los pequots). [SH107-119]

El puñado de indios sobrevivientes fueron “entregados como sirvientes”. John Endicott y su Pastor le escribieron al gobernador para pedirle su parte de esclavos así: “queremos especialmente una muchacha joven o una niña y un niño si usted lo ve bien”. [SH115]

Las otras tribus seguirían el mismo destino. Comenta el exterminador cristiano: “la voluntad de Dios, nos dará la razón de decir: cuán grandiosa es su Bondad! y cuán grandiosa es su Belleza! De esta forma el Señor Jesucristo los hace arrodillarse ante él y los hace comer polvo!”. [TA]

Como hoy en día, el mentir se veía como moralmente aceptable también para los cristianos de aquel entonces: “los tratados de paz eran firmados con todas las intenciones de ser violados: cuando los pueblerinos se sientan seguros del tratado, recomienda el Consejo del Estado de Virginia, tendremos más ventajas sobre ellos para sorprenderlos y destruirles la comida”. [SH106]

En 1624 unos 60 ingleses fuertemente armados mataron a 800 indios indefensos entre los cuales se encontraban hombres, mujeres y niños. [SH107]

En una sola masacre, La Guerra del Rey Felipe de 1675 y 1676, alrededor de 600 autóctonos fueron exterminados. Con gozo, Cotton Mather, Reverendo Pastor de la Segunda Iglesia de Boston, más tarde se refiere a la matanza como “una fiesta de carne asada”. [SH115]

En resumen: Antes de la llegada de los ingleses, los indios Abenaki del oeste de New Hampshire y Vermont llegaban a los 12.000. En menos de medio siglo solo 250 quedaban vivos, lo que supone un porcentaje de genocidio del 98%. Los Pocumtuck eran mas de 18.000, 50 años más tarde solamente quedaban 920 (95% exterminados). Los Quiripi-Unquachog contaban con alrededor de 30.000 pueblerinos, 50 años más tarde los números caían a 1.500 (95% exterminados). Los Massachussets eran por lo menos 40.000, y tras 50 años apenas 6.000 estaban vivos (81% exterminados). [SH118]

Autóctonos americanos antes de la Modernidad (impuestos-cristo)
Antiguo indígena americano, cuya cultura y costumbres eran muy similares a las de los antiguos europeos y asiáticos

Estos son solamente unos pocos ejemplos de las tribus que existían antes de que los colonos cristianos llegaran al ‘Nuevo Mundo’. Todo esto antes de las epidemias de viruela de 1677 y 1678 ocurrieran. Y la matanza de verdad todavía no había empezado…

Todo lo antes dicho es solamente el principio de la colonización europea, antes que la era de la expansión colonizadora del continente comenzara. Unos 150 millones de indios (de las tres Americas) fueron aniquilados entre el período de los años 1500 al 1900. Si como promedio dos tercios morían de viruela y otras epidemias, ello nos deja con la cifra de, almenos, 50 millones de indígenas americanos exterminados directamente por la violencia, el maltrato y esclavitud.

En muchos países, como Brasil y Guatemala, esto continúa hoy en día.

Entre otros eventos ‘gloriosos’ en la Historia de Estados Unidos, el Reverendo Salomón Stoddard, uno de los líderes religiosos más estimados de Nueva Inglaterra, en 1703 formalmente le propuso al Gobernador de Massachussets que se le otorgara a los colonos ayuda económica para comprar y entrenar jaurías de perros para “cazar indios como se cazan osos”. [SH241]

La masacre de Sand Creek (Colorado) el 29 de Noviembre de 1864: El coronel John Chivington, un ex-ministro metodista y actual sabio de la iglesia (“yo anhelo vaciarme en sangre” era su frase) arrasó a tiros una aldea de alrededor 600 Cheyennes, en su mayoría mujeres y niños, a pesar de que el jefe indio mostraba una bandera blanca: en total unos 500 indios muertos en el primer ataque. A continuación, un testigo ocular cuenta: “habían unas 30 ó 40 indias en un pozo para protegerse, mandaron a una niña de unos 6 años con una banderita blanca en un palito, no camino tres pasos antes de que fuera acribillada a balazos y murió. Todas las indias en el pozo fueron efectivamente exterminadas”. [SH131]

Para el año 1860 en Hawai, el reverendo Rufus Anderson tomaba cuentas de la matanza que para esa época ya había reducido a los nativos de las islas en un 90% o más, y no lo veía como una tragedia; el aniquilamiento de la población Hawaiana era solamente natural, dijo este misionero, “de alguna forma equivalente a ‘la amputación de las partes enfermas de un cuerpo”. [SH244]


Abreviaturas de las fuentes bibliográficas:

[DA] K.Deschner, Abermals krähte der Hahn, Stuttgart 1962.

[DO] K.Deschner, Opus Diaboli, Reinbek 1987.

[EC] P.W.Edbury, Crusade and Settlement, Cardiff Univ. Press 1985.

[EJ] S.Eidelberg, The Jews and the Crusaders, Madison 1977.

[HA] Hunter, M., Wootton, D., Atheism from the Reformation to the Enlightenment, Oxford 1992.

[KM] Schröder-Kappus, E., Wagner, W., Michael Sattler. Ein Märtyrer in Rottenburg, Tübingen, TVT Media 1992.

[LI] H.C.Lea, The Inquisition of the Middle Ages, New York 1961.

[MM] M.Margolis, A.Marx, A History of the Jewish People.

[MV] A.Manhattan, The Vatican’s Holocaust, Springfield 1986. See also V.Dedijer, The Yugoslav Auschwitz and the Vatican, Buffalo NY, 1992.

[NC] J.T.Noonan, Contraception: A History of its Treatment by the Catholic Theologians and Canonists, Cambridge/Mass., 1992.

[S2] Newscast of S2 Aktuell, Germany, 10/10/96, 12:00.

[S3] Cronologia de la persecucion de los antiguos paganos resumida del libro de Vlasis Rassias “DEMOLEDLOS..”, Ediciones Diipetes, ISBN 960-85311-3-6, (excepto los textos de Hypatia, Letancio y Optato).

[S4] http://www.geocities.com/Athens/5195/bible.html

[SH] D.Stannard, American Holocaust, Oxford University Press 1992.

[SP] German news magazine Der Spiegel, no.49, 12/2/1996.

[TA] A True Account of the Most Considerable Occurrences that have Hapned in the Warre Between the English and the Indians in New England, London 1676.

[TG] F.Turner, Beyond Geography, New York 1980.

[WW] H.Wollschläger: Die bewaffneten Wallfahrten gen Jerusalem, Zürich 1973 (en alemán y sin nuevas ediciones). aunque es el mejor que he podido leer sobre las cruzadas, e incluye la lista completa de los originales cronistas medievales cristianos
*https://www.iberlibro.com/9783257200829/bewaffneten-Wallfahrten-gen-Jerusalem-Geschichte-325720082X/plp
*https://www.amazon.de/bewaffneten-Wallfahrten-Jerusalem-Geschichte-Kreuzz%C3%BCge/dp/325720082X

[WV] Número estimado de curanderas asesinadas: N.Cohn, Europe's Inner Demons: An Enquiry Inspired by the Great Witch Hunt, Frogmore 1976,253 -
R.H.Robbins, The Encyclopedia of Witchcraft and Demonology, New York 1959,180 - J.B.Russell, Witchcraft in the Middle Ages, Ithaca/NY 1972,39 - H.Zwetsloot, Friedrich Spee und die Hexenprozesse, Trier 1954,5.
Referencias:

http://thefreedomskool.blogspot.com/2015/01/chapter-3-thanksgiving-feast-1621.html

https://prisioneroenargentina.com/index.php/2019/11/27/dia-de-accion-de-gracias/

http://diposit.ub.edu/dspace/handle/2445/48826

https://books.google.es/books?id=_AY7Y35qlY4C&pg=PA40&lpg=PA40&dq=edictos+y+bulas+papales&source=bl&ots=SQHlq7Nl-N&sig=jI5T6gzwJU2vNtAXl8iWRSjJYl4&hl=es&sa=X&ei=Kn4yVZKHJuOP7Aaw0YCQAQ&ved=0CFoQ6AEwCw#v=onepage&q&f=false

https://bookshop.org/books/christianity-s-murderous-totalitarianism-volume-1-christian-beliefs/9781977218704

http://www.pliegosuelto.com/?p=29539

https://renacimientogotico.wordpress.com/2016/04/22/la-espana-pagana/comment-page-1/

https://www.huffingtonpost.ca/debra-macleod/pagan-culture_b_7058758.html

Reacciones psicóticas derivadas del profundo terror sostenido en la población: http://www.cabovolo.com/2010/03/la-plaga-de-baile-de-1518.html